Wednesday, October 8, 2008

Todo en equilibrio

Bien lo dicen las leyes de la física que en todo sistema cerrado la cantidad de energía que entra es igual a la que sale. En mi opinión esta ley se puede extrapolar a la cantidad de amor o de odio que damos y recibimos los seres humanos. Es común ver que personas que aman mucho, son amados por muchos. Igualmente, aquél que se dedica a odiar a los demás, tarde o temprano recibe su merecido odio de vuelta. Sin duda, esto es lo correcto y lo justo y aunque hay sus excepciones, en general ocurre así. Y hablando de excepciones, para ser honesto, debo confesar que siento que mi sistema no está en equilibrio. Creo que he recibido mucho más amor del que he dado. En ocasiones, simplemente no se da la posibilidad de equilibrar el sistema, pero a veces la culpa es toda mía por mi falta de sensibilidad y exceso de orgullo. Qué fácil es decir te quiero o te amo, pero también que difícil puede ser si uno se aferra a sus necedades. En fin, lo único que tengo claro es que me encantaría encontrar a La Indicada para equilibrarme.

1 comment:

Andrea said...

A mi como que me pasa al revés.

Esta búsqueda es bien cansada.